La guerra en las ondas

15 Mar

La actualidad manda y hoy no me queda más remedio que dar mi visión de lo acontecido en los últimos días en las radios deportivas.

Todo esto comenzó hace apenas 10 días con el supuesto intento de apuñalamiento a Mourinho y continuó el pasado domingo con la “información” (por llamarlo de alguna manera) que dio la “Cadena de los obispos” referente a que el Real Madrid iba a pedir la mejora del sistema de controles antidoping por, entre otros motivos, las sospechas sobre determinados clubes de fútbol. Y estos clubes, según comentó Alcalá, eran el Barça y el Valencia.

Sinceramente creo que se ha entrado en un juego, especialmente entre la cadena Cope y la cadena Ser, en el que lo verdaderamente importante es ver quién la tiene más grande. Tratando de ser el primero en dar una primicia y ante las prisas (que son malas consejeras) están armando un pifostio de proporciones siderales, capaz de silenciar la vuelta del partido de octavos de la Champions entre el R. Madrid y el Lyon.

Lo que hizo Alcalá, y no es el único por desgracia, es de una cobardía exasperante. Uno no puede salir en directo diciendo que el señor Real Madrid opina, dice, argumenta, sospecha, arguye, piensa que algunos equipos de fútbol son sospechosos de algunas prácticas fraudulentas y no poner ningún nombre ni apellido sobre la mesa.

Por supuesto, es secreto profesional y acogiéndose a la protección de sus fuentes no se pueden revelar estas últimas… y yo me río de esta excusa barata.

Estoy hasta las narices de este tipo de actuaciones. Si uno posee una información que la diga, pero especialmente que la DEMUESTRE. Y si es necesario para probarlo poner en la palestra a tu informador, tienes un problema y una decisión que tomar entre dos alternativas: o lo pones en el paredón o quedarás como un mentiroso, al menos así es como yo lo veo.

Hoy por la mañana escuché los puntos de vista de Alcalá, de la morena y Ángel Rodríguez. He de decir que sólo me convenció este último, que además cuenta con la ventaja de estar en un segundo plano en la guerra que mantienen los dos primeros. Y suscribo su opinión por entero, el que quiera que la escuche aquí.

Al final lo único que se consigue con este tipo de argucias para lograr una subida de audiencia es desviar el foco de atención de donde realmente está el interés que es, ni más ni menos, en el deporte.

Por mi parte decir que no tengo ninguna duda de que el Barça gana porque es el mejor, por desgracia, indiscutiblemente y que la cadena de los obispos puede perder un oyente en próximas fechas.

Pero a fin de cuentas a quién le importa, de todos modos nunca pensé que llegara el día en que la escuchara.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: