El sistema educativo español se merece otra acampada

21 May

Entroncando con el post anterior (podéis leerlo pinchando aquí) y aprovechando la jornada de reflexión, quisiera denunciar públicamente el pésimo estado del sistema educativo en España, un tema que parece ser tabú en los programas electorales y medios de comunicación.

Y sinceramente no lo entiendo, pues me parece el debate más importante de todos los que se pueden tratar en estos momentos, porque el origen de los problemas que están en el candelero es el mismo: el pésimo sistema educativo.

¿Qué ocurriría si hubiera un buen sistema educativo? Pues si hubiera una buena educación:

  • No existiría el terrorismo
  • No estaríamos jodiendo el planeta
  • No tendríamos una excesiva dependencia del petróleo y sus derivados
  • Los empresarios no se aprovecharían de sus trabajadores
  • Seríamos más productivos
  • Atraeríamos más capitales
  • Habría menos paro
  • No se vería con malos ojos innovar
  • Estaríamos a la vanguardia en materia tecnológica
  • No tendríamos déficit en idiomas o informática
  • No nos representaría una panda de jetas

Si hubiera una buena educación… cuantas cosas barrería, como decía la canción.

¿Pero de qué tipo de educación estamos hablando? No me estoy refiriendo a la amabilidad de la gente (que también) si no al sistema educativo y sus absolutas incongruencias. Hay que implantar una cultura basada en que las cosas se logran con esfuerzo y el que se esfuerza obtiene –recíprocamente- una recompensa.

Yo tengo una frase de cabecera, la pronunció Schopenhauer y dice así: “El destino mezcla las cartas y nosotros las jugamos”. Cada uno tendrá su interpretación, yo según lo veo la suerte tiene un componente importante en un comienzo, pero en el desarrollo de las cosas todo depende de nosotros mismos.

Un individuo puede ganar una partida de póker con unas pésimas cartas marcándose un buen farol u otro puede perder una mano en la que sus cartas eran magníficas. Lo que importa, por tanto, es el jugador y no el crupier.

Pero regresando al tema que nos ocupa, que es el pésimo sistema educativo, quiero dejar constancia de que los problemas hay que buscarlos en la raíz, no en la flor, cuando ya está marchita. Es decir, lo que hay que ver es si los niños están teniendo acceso a una buena educación y –claramente- la respuesta es NO.

Y he llegado a esta conclusión tras lanzar una serie de preguntas sin respuesta a las que espero que algún político iluminado (a los que pienso tocar las narices gracias a esa herramienta magnífica llamada Twitter) me conteste a través de este post.

La pregunta es “sólo” una, ¿cómo puede ser que…

  • alguien termine una carrera de 4 años y no haya tenido -ni tan siquiera- la oportunidad de cursar algunas asignaturas en inglés?
  • un chaval pueda ir promocionando curso tras curso, suspenda una o veinticinco asignaturas cada año?
  • los exámenes de idiomas en la educación secundaria no sean orales?
  • en todo el tiempo que dura la Universidad cada alumno realice una media de 3 ó 4 exposiciones o presentaciones orales, que es lo que en un futuro va a tener que hacer?
  • no se utilice ningún software informático relacionado con la carrera estudiada en cuestión, cuando será la herramienta que utilice en el día a día?
  • te pidan realizar una integral triple (sin el uso de la calculadora) y sin embargo no te exijan conocer cómo se analiza una cuenta de pérdidas y ganancias?
  • las profesoras de macroeconomía de la universidad de Oviedo suspendan a más del 90% de los presentados y se queden tan anchas y orgullosas de considerarse buenas docentes?
  • un tío diga en un aula -atestada de alumnos- que él imparte clases porque le obligan, que en realidad está en la universidad porque le interesa la investigación pero que la docencia se la pela?
  • una vez terminada tu licenciatura, diplomatura, etc. no sepas hacer la “o” con un canuto?
  • recibas durante 4 años clases de corte teórico si el mundo de la empresa es práctico?
  • en la universidad te dé clase de “economía de la empresa” un tipo que es funcionario y que no ha trabajado en su puta vida en una empresa?
  • un profesor universitario llegue manifiestamente borracho al aula y se vanaglorie de ello?
  • todo el mundo sepa las relaciones entre profesor/a y alumno/a menos los de la junta?
  • se permitan comentarios xenófobos, sexistas, fascistas a aquellos cuya obligación es educar?
  • en la época en la que vivimos algunos sigan llevando al aula transparencias?
  • una asignatura como la econometría, surgida a raíz de la informática (sin esta no existiría) y basada en la estadística y en el software informático (para el estudio de mercados, tendencias, etc) te hagan el examen con bolígrafo y papel y te pidan hacer cosas que tú nunca harás porque para eso ya tienes el software en cuestión?
  • salgas sin saber maquinar con una hoja de Excel, realizar un CV medianamente decente con el Word o hacer una buena presentación con el Powerpoint?
  • cualquiera que haga el antiguo CAP (ahora llamado master de profesorado) pueda dar clases en una institución privada?
  • que una persona por el simple (o complejo) hecho de sacar adelante una oposición porque estudia muy bien pero, sin embargo, no tenga ni repajolera idea de expresarse y trasladar esos conocimientos adquiridos pueda estar chupando del bote durante el resto de su vida?

Y así podría escribir durante mucho más tiempo pero nadie contestará a estas preguntas, lamentablemente.

Y Luego nos quejamos de que las cosas no van bien, el desempleo, etc. La gente que nos preparamos durante muchos años al final nos damos cuenta de que cuando terminamos la universidad y acumulamos 20 años escolarizados no sabemos hacer nada y si lo sabes hacer es porque lo has aprendido de manera autodidacta.

Ese es mi caso, ahora estudio más que nunca y eso que ya he terminado mi posgrado, pero estudio lo que quiero y lo que es práctico y me sirve para el día a día. Pero esto no debería de ser así, en otro post comentaré cómo considero que podrían solucionarse gran parte de estos problemas.

Mientras tanto, reflexionemos…

Anuncios

11 comentarios to “El sistema educativo español se merece otra acampada”

  1. Luis 21 mayo, 2011 a 17:56 #

    Todo eso está muy bien, pero a los profesores cada vez nos pagan menos y nos exigen mas. Y ademas exigir al alumno e incluso suspenderle está muy mal visto. O sea que todos iguales por abajo, lo que quiere el psoe.

    • normaniaco 21 mayo, 2011 a 18:13 #

      No es una crítica a los profesores Luis, los hay mejores y peores. Es una critica al sistema en sí.

  2. Babymuu 21 mayo, 2011 a 18:57 #

    Como bien has dicho, tengo una opinión a cerca de todo esto, pero las cuestiones que abordas son muchas y muy complejas…. Tines razón en mucho de lo que dices y yo soy la primera en opinar que la base de la sociedad está en el sistema educativo, que en la actualidad está absolutamente desfasado e infravalorado. Puede asegurarte que en el menor de los casos es culpa del docente sino del sistema.
    Sigamos reflexionando para mañana. Un saludo

  3. María 21 mayo, 2011 a 21:36 #

    Me hizo gracia lo de la gente que lleva transparencias al aula, pero siguiendo un orden, empezaré por el principio.

    En cuanto a qué ocurriría si hubiera un buen sistema educativo, estoy totalmente de acuerdo con tus respuestas. De hecho, son precisamente esas cosas (y alguna más) las que suelo decir a todos aquellos que se meten con mis estudios y mi profesión de maestra. Esos que dicen barbaridades como “el que vale, vale y el que no, enseña” y otras perlas por el estilo, despreciando así a sus maestros de la escuela, los que les enseñaron a leer, sumar, restar y otras muchas otras cosas fundamentales de la vida.

    Me interesa especialmente la pregunta “¿Cómo puede ser que una persona por el simple (o complejo) hecho de sacar adelante una oposición porque estudia muy bien pero, sin embargo, no tenga ni repajolera idea de expresarse y trasladar esos conocimientos adquiridos pueda estar chupando del bote durante el resto de su vida?”

    Lo primero de todo, habla una aspirante a funcionario. Está lleno de docentes que aprueban una oposición simplemente porque el actual sistema así lo permite. Injusto para los jóvenes y sobre-preparados como los de mi generación. Para conseguir una plaza de maestro, por ejemplo, es necesario superar una fase de concurso además de la oposición. Aquí es donde reside el problema, es esto precisamente lo que hay que cambiar. En la fase de concurso se puntúa la experiencia y los méritos (cursos, expediente académico y otras cosas). Te hablo desde mi experiencia y desde mi campo (maestros de inglés): Hay muchos maestros que no tienen ni idea (pero nada de nada) del idioma, pero tienen mucha experiencia (inexplicable desde mi punto de vista, ¿¿cómo les pueden dar trabajo si no dominan la materia que imparten??). Pues bien, si uno de estos maestros suspende la fase de oposición (el examen), aún así, tendrá más puntos que tú con un 10 en el examen pero teniendo poca o ninguna experiencia. El que tiene más puntos se lleva la plaza. Gente como yo que hemos trabajado en el Reino Unido, que hemos estudiado el temario y conocemos idioma inglés a fondo, que seguimos preparándonos con adaptaciones al grado, posgrados (o intentando acceder a ellos) y demás, que somos jóvenes, entusiastas, innovadores (o lo intentamos), y lo más importante de todo, que tenemos ganas, vocación e ilusión por lo que hacemos, nos vamos literalmente al garete gracias a este sistema que permite, por ejemplo, que una señora de 50 años, aburrida ya de dar clases e incapaz de pronunciar bien una frase en el idioma que enseña, pero que ha trabajado durante años, le “quite” la plaza a otra persona mucho más preparada. “Cuántas cosas barrería…”.

    Con este rollo tan largo te explico que no aprueba el que más estudia, sino el que más años lleve “dentro”. Injusto. Lo mires por donde lo mires. Pero volviendo a lo que tú decías (dando en el clavo,por cierto) hay personas que se dedican a la docencia que no tienen “repajolera idea de expresarse y trasladar esos conocimientos adquiridos”. Eso es lo que se debería valorar, mucho más que la experiencia y los demás méritos. Pienso que hay que conjugar tres cosas: Capacidad de transmitir, vocación y dominio de la materia.

    De todas formas, este es el último año que esto es así, según se cuenta. Con suerte, para la próxima, las cosas serán un poco más justas para todos, sobre todo para los más importantes: Los que van al “cole”. Por ellos, por su futuro, deberíamos hacer una acampada también.

    Reflexionemos.

    • normaniaco 21 mayo, 2011 a 21:57 #

      Bravo!! Una magnífica aportación María.

      En el caso de la asignatura de “Inglés” es más sangrante que en otras, te lo digo yo, que a lo largo de mi vida he tenido profesores que por desgracia no me han enseñado nada, porque el que nada sabe nada puede enseñar.

      Espero que tengas la oportunidad de poder demostrar tu valía más pronto que tarde, por tu bagaje y experiencia en el extranjero estoy completamente seguro de que eres una magnífica profesora. Cuando te presentes a la plaza te mandaré fuerzas, la gente que se lo trabaja un día sí y otro también se merece llegar a donde estime oportuno.

      Saludos!!

      • María 22 mayo, 2011 a 02:04 #

        ¡Gracias por los ánimos y las fuerzas, tan necesarios en estos momentos! 🙂

  4. Alba 21 mayo, 2011 a 21:45 #

    Yo siempre he tenido una duda existencial en mi carrera, por si la quieres unir a tu lista: ¿cómo es posible que en ciencias ambientales nunca nadie en ninguna asignatura me haya explicado como es una placa solar?

  5. Manuel Cruz 21 mayo, 2011 a 23:17 #

    El terrorismo no se acaba con educación, casi todos los grupos terroristas de la actualidad están a sueldo o bien de una potencia extranjera enemiga, o bien de organizaciones internacionales con visos a expandir su ideología mediante el terror y presentarse ellos luego como solución a los problemas, como es el caso histórico de socialistas y de islamistas.

    Con educación tampoco se evita la explotación a los trabajadores. Esto se debe única y exclusivamente a la rigidez del mercado laboral, con un montón de leyes que lleva aprobando el PSOE desde el 82 que no paran de penalizar la iniciativa empresarial a base de freirte a impuestos, retrasar hasta el infinito la apertura del negocio, sumergirte en un océano de burocracia inútil y supérflua, obligarte a cumplir unos requisitos de calidad de lujo que hacen inviable muchos negocios, y con una legislación tan desproporcionadamente ventajosa para los empleados fijos, que a nadie le sale a cuenta tenerlos.
    En resumen, que abrir un negocio en España, o contratar empleados en condiciones decentes es jugar a la ruleta rusa. Cuando se penalizan casi todos los modelos de negocio, normal que haya tantos bares y discotecas.

  6. Aida 22 mayo, 2011 a 12:27 #

    “TRANQUILOS AQUÍ TODO VA BIEN” Esa es la frase que tenemos que escuchar los maestros/as asturianos cuando desesperados por lo que se nos viene encima intentamos pedir ayuda llamando a todas las puertas posibles, de aquellos que se supone que deberían ser nuestros defensores.
    -Que este año no convocamos oposiciones. “Todo va bien” se guardarán para dentro de dos para mejorar las condiciones
    -¡qué ahora si las hay! Por que sino esas plazas quedarían relegadas al olvido y las perderíais es una autentica ventaja, todo va bien
    -¡qué en otras comunidades autónomas no las convocan y en Asturias , no hay ningún sistema para proteger a su profesorado frente al resto, no os preocupéis todo va bien, ganancia para la hostelería Asturiana…

    La educación se ha convertido en una imposición desde afuera y desde arriba. Las administraciones imponen, con fórmulas jerarquizadas, no democráticas ni participativas.

    En educación asistimos ya a las nuevas medidas de los gobiernos central y autonómicos: recorte de plantillas y presupuestos, más alumnos por aula, menos profesorado para atender la diversidad, más precariedad laboral para interinos, pero no hay nada de lo que preocuparse….

    Es imprescindible que el debate sobre la educación vaya más allá de los colegios y llegue a todos, qué las familias sepan que en los próximos años sus hijos/as no van a poder ni siquiera ir de excursión por que los presupuestos para las escuelas están en los bolsillos de otros. Que se pueda debatir hacia dónde debe avanzar la educación en este país.

  7. Noelia 22 mayo, 2011 a 17:31 #

    Me gustó mucho lo que escribiste sobre la educación. Hoy he leído este artículo en El País, y quería compartirlo contigo:

    http://miguidotcom.tumblr.com/post/5712073007/15m-no-necesita-ser-un-movimiento-asambleario

    No sé cuál podría ser la solución, pero se me ocurre que se podría crear una comisión de doctores en pedagogía, muy cualificados y sin interés alguno en política o religión, que se encargara de decidir y actualizar los contenidos de los libros de texto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: