Archivo | Futbol RSS feed for this section

El clásico (x4)

16 Abr

Llegó la hora de la verdad, ya no valen las excusas. Ahora toca separar a los niños de los hombres, 18 días separan el éxito del fracaso.

Comenzando por esta noche, dónde se juegan la dignidad, que no es poco. El de hoy es el partido menos decisivo, sin duda, pero no carece de importancia. Una victoria abultada de uno de los dos equipos puede dejar tocado al otro, eso lo saben Pep y Mou, dos gigantes de los banquillos, que supongo que utilizarán este primer escenario como un banco de probaturas.

El Barcelona tiene la liga ganada al 95%, quizás más, pero estos partidos todos quieren jugarlos y nadie va a reservarse. Messi y Cristiano pelean por el pichichi y la bota de oro, el resto por ser el tercer mejor jugador del planeta.

Se juegan dos títulos en tres partidos, pero todos sabemos que el premio gordo es la Champions. Cualquier madridista, entre los que me hallo, firmaría clasificarse para la final de Champions a cambio de perder Liga y Copa. Si uno de los dos ganara la Champions provocaría que la temporada del otro no sea enjuiciada como se merece. No nos engañemos, estos dos son los mejores equipos del último lustro (como mínimo) y ganarían de calle la competición doméstica en cualquier país.

Mi opinión es clara, el Barça es favorito porque es el mejor equipo y el que mejor juega, pero no siempre gana el favorito. El otro día leía en el Marca una encuesta que preguntaba sobre si el Madrid era capaz de ganar al Barça a un partido y de si era capaz de ganarlo a dos.

Me sorprendió la respuesta, pues a un partido la gente los veía capaces pero a dos no. Yo creo claramente que sí, porque no se cuestiona sobre quién es el favorito, si no si es capaz y, a día de hoy, el Madrid es uno de los pocos capaces de ganar al Barcelona.

Obviando el partido de hoy, al cual no le doy importancia, el primer encuentro clave es el del miércoles, final de copa. No se con que saldrá Mourinho pero con los jugadores que maneja este año (que no son de músculo a diferencia de sus anteriores equipos) no puede jugar a la defensiva porque no saben, tiene que ir a atacar con transiciones cortas y explosivas, replegarse con velocidad y no meterse debajo de los palos. Si el balón circula bajo el mando de Xabi y Ozil el Barça puede sufrir mucho porque no está acostumbrado, si por contra el excelso mediocampo barcelonista esconde el balón no habrá nada que hacer, el Madrid se quedará desfondado y Marcelo tendrá que dedicarse más a defender que a atacar.

Para mi Ozil y Marcelo son los dos jugadores clave, si aparecen y no se esconden pueden romper líneas con facilidad y eso obligará al Barça a retrasar posiciones, lo que hará que dependan en exceso de una genialidad de los fenómenos que tienen arriba. No es lo mismo coger el balón a 20 metros de portería que a 50 metros.

Contra Messi no hay antídoto, así que sería perder el tiempo buscando marcajes ultraespeciales. Aún así la clave no creo que vaya a estar en los ataques, si no en las defensas, y ahí tengo miedo, la pareja de portugueses leñeros tienen todas las papeletas de coleccionar boletos para irse a la ducha antes de tiempo. Yo tengo claro la defensa con la que jugaría: Marcelo por la izquierda porque el Madrid no puede quedarse esperando; Arbeloa por la derecha porque defensivamente es nuestro mejor lateral; Ramos y Albiol o Carvalho de centrales. ¿Y Pepe? Si por mí fuera en la grada o en otro equipo, un tío con unas condiciones increíbles y con una cabeza demente.

El otro puesto de la discordia es el acompañante de Xabi Alonso. He visto bien a Lass en los últimos partidos y, como Granero no tiene opciones de jugar, lo prefiero antes que a Khedira. Arriba lo lógico sería empezar con Benzema si está recuperado y si no Manolito (aunque yo lo reservaría para darle entrada en la segunda parte, dónde ofrece soluciones distintas), respecto a Higuaín (el cual me encanta) puede ser una solución de emergencia pero aún necesita minutos.

En cuanto a la eliminatoria de Champions lo más lógico es que el Bernabeu dicte sentencia más allá del Camp Nou. Al Madrid no le vale ganar y punto, jugando luego fuera sabemos que el Barça te puede meter un saco de goles sin despeinarse, por tanto un empate o victoria azulgrana en el Bernabeu significa estar eliminados, incluso una victoria pírrica no es un buen resultado, el Madrid tiene que ganar por 2 goles de ventaja.

Espero y deseo que el Madrid gane un título, lo tendrá difícil pero sus opciones se incrementarían mucho si marca primero porque a la contra son los mejores. En caso contrario no hay nada que hacer, por eso hay que salir al ataque y no perder la cabeza con entradas a destiempo.

Silencio, se rueda.

El “discreto” encanto de la burguesía (blanca)

18 Mar

FP, JV y MOU. No, no son las siglas de las nuevas personas que Telecinco destapa que se dedican a la prostitución. Son 3 personajes que ¿dirigen? el Real Madrid.

El primero de ellos, supuesto presidente (adjetivo que tiene que ver con el verbo presidir), es un tipo que hace unos cuantos años, los suficientes como para que nadie de la prensa deportiva se acuerde, dejó en la estacada una nave blanca venida de otra galaxia.

Recordemos que ha gastado una millonada en “kakas” y que fue quien echó a Del Bosque después de ganar una Liga. También es el mismo que dejó la presidencia a mitad de temporada tras una dolorosa derrota en Mallorca, igualito que los valientes capitanes de barco que ante un hundimiento abandonan la nave en último lugar. Un personajillo cuya única aspiración no es la de que le estampen la firma en una servilleta en Turín, si no la de llevar al palco a sus amigotes constructores y cerrar acuerdos con rusos que se dedican al petróleo.

El segundo, J.V. (alias el filósofo), es un mentiroso de tres pares de narices, nunca mejor dicho. Comento esto porque -en cierta ocasión- recibí unas clases magistrales de negociación para poder percibir cuando una persona miente, y en ellas estudié distintos gestos que van unidos a los “Pinochos” que pueblan estos mundos. Me pusieron como ejemplo varios vídeos de “el filósofo” y, en este arte, el argentino es el mejor: constantes tocamientos de nariz, dedos a la boca, desvíos de mirada, sonrisas cínicas y evasivas a tutiplén. Alguien que a día de hoy sólo vale para la entrevista del descanso del partido del Plus. Esperemos que se vaya de una vez y dé paso a Zidane.

Respecto a MOU,  si se dedicase solo a entrenar no tendría queja alguna, pues realmente es uno de los grandes. El problema radica en que hace muchas otras cosas más, tales como: el payaso, el subnormal y cualquier día aparece con Chikilicuatre haciendo el Michael Jackson o el Robocop.

Y -a todo lo anterior- hemos de sumar las recientes declaraciones de Sergio Ramos en las que comenta que le da envidia cuando a los del Barça les aplauden en otros campos y al Madrid se le pita. Claro, por supuesto que no dice nada de que él sea uno de los culpables, junto a Pepe. Dos jugadores sucios, rastreros y sobrevalorados hasta la saciedad que además suelen hacer declaraciones yendo de “sobrados”. Dos de esos que tienen “buena prensa”, que no es más que tener un par de amiguines a los que contar los chismes del vestuario mientras ellos -a cambio- te elevan a los altares. Si además compartes representante con tu entrenador… eso ya es la hostia.

En fin, estas son las figuras que representan al actual R. Madrid, una pléyade de ilógica auspiciado por una prensa, la del culto a CR7 (la cosa hoy va de siglas) y el villarato, que lo único que están logrando es que el antes denominado primer equipo de España, se haya convertido en el equipo más odiado de España, y que incluso yo -a veces- me avergüence de sentir un color que ya no es blanco nuclear, ha pasado a ser un blanco sucio, amarillento, roto.

Monsieur Mesut

9 Mar

Cuando llegó Mesut Özil al Real Madrid no las tenía todas conmigo, demasiados jugadores habían destacado en Mundiales y Eurocopas y luego habían resultado ser un auténtico bluff. Además, me parecía ridículo su fichaje teniendo en nómina un exceso de mediapuntas y a tiro de piedra la contratación de David Silva.

Cuan equivocado me hallaba, Özil es un jugador tan descomunal que ha logrado, con su sola presencia en el terreno de juego, que vuelva a interesarme por ver jugar al Real Madrid. Hace casi de todo y todo lo hace bien, es de esa estirpe de jugadores que cualquier control lo convierten en obra de arte y un regate imposible se transforma en la mayor de las simplezas.

Hace unas semanas, contra el Levante, hizo una jugada “made in Messi” (ese jodido extraterrestre)  partiendo desde el centro del campo por banda derecha. Hubo gente que dijo que no tenía nada que ver, que los defensas no le entraron, que lo hizo todo a cámara lenta. Y es verdad esto último, Özil juega a 2 fotogramas por segundo y aún así no le puedes quitar la pelota.

Es tal la plasticidad con la que juega que, a veces, da la sensación de estar viendo moverse a una silueta; donde los demás ven piernas, él ve huecos; donde a los demás se les acelera el pulso, él se tranquiliza.

A día de hoy, este alemán de origen turco, sin ser el mejor jugador del mundo, si es el que más me gusta. Siempre estoy sediento de que reciba el balón para ver qué inventa.

Zidane, el franciscano, pertenecía a esa raza de jugadores. Sus números, una vez retirado, son igualados por muchos; su palmarés, sólo por unos pocos; su belleza con un balón en los pies, por nadie.

Özil es el nuevo Zidane, un tipo de ojos saltones, con cierto parecido físico a Nicki (personaje de la noche gijonesa) y al que apodan el camaleón, algo que lo describe perfectamente, pues cuando entra en un terreno de juego se camufla de verde césped y sus rivales ya no le ven, sólo ven moverse un balón asociado a una sombra. Sólo ven un ejercicio de gimnasia rítmica, de ballet. Sólo ven la silueta de un jugador. Sólo ven la estela de Monsieur Mesut.

A %d blogueros les gusta esto: