Tag Archives: El Pilar

Zaragoza

28 Abr

La pasada Semana Santa mi destino fue Zaragoza y alrededores. Era la segunda ocasión que visitaba la ciudad, tras pasar en ella las últimas Navidades y comenzar este año 2.011 en los apartamentos “Los girasoles” (totalmente recomendables), en el céntrico Paseo de la Independencia y a un tris de la Plaza de España.

Zaragoza es una ciudad grande y muy importante en el contexto nacional, no obstante en casi todos los datos de relevancia (Índice de actividad económica, extensión y población) la podríamos situar sólo por detrás de Madrid, Barcelona y Valencia, en dura pugna por el cuarto lugar con Málaga, Bilbao y Sevilla. Sobre todo destacaría de ella sus comunicaciones, y es ahí donde debería de residir su principal potencial de cara al presente y futuro, ya que su privilegiada situación en el entramado económico que conecta a las principales ciudades españolas le confiere ser un punto de paso obligado para mercancías y personas.

Desde el punto de vista del turista es una ciudad interesante, no destaca por ser especialmente bella pero si por ser una ciudad con mucho ambiente, culturalmente activa y con construcciones reseñables, amén de tener un enclave que permite visitar (con la ayuda de transporte) bonitos paisajes en cuestión de minutos.

La Basílica del Pilar es impresionante, de las construcciones más faraónicas que yo he visto en mi vida y la plaza que la acompaña es espectacular, baste decir que es una de las más grandes del mundo y -si Internet no miente- la segunda más grande de Europa tras la Plaza roja de Moscú. Por tanto no estamos ante algo convencional, si no ante una visita obligada para todos.

Pero en esta misma plaza también es ineludible visitar la Seo (Una catedral que, sin dejar tan boquiabierto al transeúnte como el Pilar, es muy bonita) y la Lonja, lugar en el que se realizan diferentes exposiciones aunque a mí no me haya tocado aún poder visitarla con algo que me despierte gran interés.

Otro de los puntos más interesantes de Zaragoza es el Palacio de la Aljafería, uno de los máximos exponentes de la arquitectura islámica y quizás mi rincón favorito de la ciudad, con unas vistas impresionantes y cuya conservación es digna de elogio. Sin embargo, para mí su mayor atractivo reside en las zonas ajardinadas que lo acompañan, si viviera allí seguramente lo utilizaría como lugar de lectura o de paseo.

En cuanto a mi visita de la pasada semana, pese a que ninguno de los zaragozanos que conozco me lo recomendaron, me acerqué al recinto ferial de la Expo de 2008 (que fue dedicada al agua) y he de decir que me gustó bastante.

Es totalmente cierto que está desaprovechado, que no se dan en él acontecimientos de relieve y que no parece tener una gran conexión con las arterias principales de la ciudad, pero el conjunto de edificios que lo componen, sumado a la zona recreativa a orillas del Ebro, es muy bonito y moderno. Es una auténtica pena que una inversión de este calado no tenga un uso continuado.

Respecto a las recomendaciones culinarias no puedo todavía dar grandes consejos, pero sí que he probado algunos restaurantes interesantes que paso a comentaros. Por una parte está “Flor Crêperie”, como su propio nombre indica una crepería, en la que comí bastante bien y aún me atendieron mejor. También he probado “La orkídea negra”, restaurante curioso en el que uno puede saborear distintos tipos de carnes exóticas, tales como camello, canguro o cebra (probé las dos primeras y me gustaron bastante). Otro de los restaurantes en el que he comido, sin ir más lejos este mismo Lunes,  lleva por nombre “Colette”, donde di cuenta de un menú degustación muy decente a un precio razonable. Y si por el contrario nos apetece una hamburguesa o un bocadillo sentados en una terraza “El Nevada” es una excelente opción.

Por último, siempre hay un lugar excelente para terminar al final del día: el café “El Plata”. Este cabaret, cuya dirección artística corre a cargo del gran –y eróticofestivo- Bigas Luna, es el sitio ideal para reírse un rato mientras vemos carne y escuchamos jotas aragonesas un tanto cachondas. Por cierto, la decoración de los baños masculinos es digna de verse.

Pues esto es todo por hoy, próximamente comentaré mi visita al precioso Parque Natural del Monasterio de Piedra.

Y a ti, bonita, espero que te haya gustado ;).

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: