Tag Archives: Japón

Pecha Kucha

15 Abr

Hoy os presento, para quien no lo conozca, este nuevo término que descubrí recientemente. Y es que, ayer por la tarde, acudí a mi primer “pecha kucha”.

Este concepto, según la Wikipedia, tiene su origen en Japón y consiste en una presentación dinámica, ininterrumpida e informal en la que un interlocutor habla durante 6 minutos y 40 segundos. En el transcurso de ese tiempo son mostradas 20 diapositivas.

He de comentar que la experiencia fue positiva. El tema tratado era el “Marketing 2.0” y consistió en cuatro presentaciones, cada una de ellas enfocada desde puntos de vista diversos.

Fue realizada por ASTURCOM (Asociación Asturiana de la Comunicación, no confundir con el caballo) y entre los ponentes se encontraban: Nestor Torre, Javier Prieto, Jesús Portilla y Fernando Maltrana.

El “pecha kucha” giró especialmente en torno a las nuevas posibilidades (y obligaciones) que tienen a su cargo las empresas debido a ese gigante llamado Internet y, más concretamente, a la proliferación continua de redes sociales y profesionales. La conclusión al respecto que yo he sacado es que, a día de hoy, si una empresa no está dentro ya no existe. Internet no es el futuro, como se empeñan en decir algunos, es el más absoluto presente.

Comentaba uno de los ponentes que, ese mismo día, había cogido un ALSA en el que se presuponía debía de haber conexión WIFI, sin embargo esta no funcionaba. La reacción del usuario fue escribir un Tweet comentando esta situación y, en cuestión de minutos, recibió una mención por parte de ALSA disculpándose por ese fallo y dándole las gracias por ayudarles a descubrirlo y a mejorar. Chapeau.

Es decir, el usuario se siente reconfortado porque le escuchan y, al mismo tiempo, la compañía tiene hilo directo con el cliente, todo ello en tiempo real y a coste cero.

Por otro lado, anoté algunos datos que me resultaron de especial relevancia: 12 millones de españoles tienen perfil en Facebook; 7 millones en Twitter; el 80% de los usuarios de Internet son usuarios, al menos, de una red social… esa es la realidad, ese es el PRESENTE. Como dijo Jesús Portilla, hemos pasado del ROI (Return on Investment) al IOR (Impact of Relationship).

Por último, en el tiempo destinado para las preguntas, yo les cuestioné acerca de cómo puede manejar esas herramientas en su favor un individuo ya que recientemente había leído que el 48% de las empresas españolas (80% en EEUU) buscan empleados en las redes sociales. La respuesta confirmó mis sospechas (positivas, ya que a mí me benefician) de que cada vez más el CV de papel ya no sirve (bueno sí, “para cagarlo” me dijeron textualmente) y que nuestra presencia en Internet ha de ser notoria pero de calidad. Es decir, no sirve tener perfil en todos los lugares si luego no tenemos nada que contar, no valen de nada 30.000 followers si no interactuamos con ellos.

También hablaron de los distintos niveles de privacidad que ofrece Facebook y de cómo se infiltra constantemente el personal de recursos humanos de las empresas para saber a quién está contratando realmente. Y, creedme, la mayor parte de las personas desconocen todo el contenido que tienen expuesto en sus redes: el uso del candado de FB.

Nada más por hoy, dejaros con una cita pronunciada por Javier Prieto: “La publicidad del futuro es como el sexo, sólo los perdedores pagarán por ello”.

Anuncios

El deseo de las 1.000 grullas

16 Mar

Buenos días, hoy os traigo un deseo por cumplir.

Veréis, buceando por los blogs de WordPress me di de bruces con el de una japonesa afincada en Madrid que contaba lo difícil que estaba resultando para ella verlo todo desde la lejanía. Makiko, que así se llama, pedía que, por favor, quien quisiera realizase una grulla de origami (el difícil arte de la papiroflexia) y se la enviara a su correo electrónico. Su propósito es lograr llegar a las 1.000 grullas, ya que en Japón es una costumbre reunir este número para poder pedir luego un deseo.

Y ese deseo es que la fuerza de la naturaleza deje de cebarse una y otra vez con el país nipón. Makiko realizó un video a modo de tutorial, el cual es una buena guía pero no la única (en “Youtube” se pueden encontrar varios videos explicando cómo fabricarla y en “Google imágenes” hay cientos de instrucciones). Yo tardé una eternidad, pero esto no es significativo pues soy la persona más patosa que haya existido en cuanto a manualidades se refiere.

Por último Makiko pedía que cada una de las personas que hiciera la grulla se hiciese una foto con ella y se la mandase a la siguiente dirección: las1000grullas@gmail.com.

Aquí os dejo con su vídeo explicativo, esperemos que el deseo de muchos detenga los caprichos de la naturaleza.

Arigato ありがとう

A %d blogueros les gusta esto: